FULL METAL ALCHEMIST

Hoy os traemos como contenido inspirador el gran anime Full Metal Alchemist, que surge de la adaptación del manga de mismo nombre.

Hitomi Arakawa nos presenta un mundo en el que la alquimia ha evolucionado hasta convertirse, de alguna manera, en magia.
El motivo por el que recomendamos está obra es por su premisa inicial, la cual está presente a lo largo de todo la obra y es el eje fundamental de la misma, os hablamos del «intercambio equivalente».Todo en la alquimia se mueve por esta máxima por lo que si queremos, por ejemplo hacer una vasija de arcilla, tenemos que conseguir arcilla y agua y al dibujar el símbolo alquímico correspondiente podríamos combinar los 2 elementos y crear la vasija.

Otro ejemplo sería, que si queremos una barra de metal, podemos por ejemplo, dibujar el símbolo alquímico en una señal de tráfico y obtener dicha barra, pero claro, el metal que extrajimos dejaría de estar en la señal por lo que esta se deformaría.

Hasta aquí el atractivo del guión es evidente, la magia ( o la alquimia en este caso) tiene un precio y para conseguir lo deseado se debe pagar ese precio. Ya solo el hecho de reflexionar sobre está temática es interesante a la hora de elaborar guiones, pero hay que decir que el anime va mucho más allá.

Al inicio de la trama fallece la madre de los 2 protagonistas, por lo que estos intentan resucitarla utilizando la alquimia, para ello consiguen todos los elementos por los que está compuesto un cuerpo humano, e intentan traerla de vuelta, pero evidentemente, este proceso falla, por lo que pregunta que se intenta contestar durante toda la trama es la siguiente.

Si todo tiene un precio ¿Cuál es el precio a pagar por una vida humana?

Esperamos que os pueda aportar nuevas ideas para vuestro trabajo y si realmente os ha interesado podéis encontrar dos adaptaciones del anime en Netflix, ambas altamente recomendables.

Comenta y comparte para más contenido inspirador 😛

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *